EL SUEÑO

Pintura de Francine Van Hove.


El sueño me venció mientras leía
y reposé en el libro mi cabeza…
En un lugar de onírica belleza
me encontraba, embargada de alegría.

Pletórica de empuje y osadía,
alejada de mí cualquier tristeza,
andaba levitando con presteza
hacia el lugar donde se pone el día.

Marchaba hacia su ocaso el sol rojizo,
yo me sentía feliz y de repente
una mano noté sobre mi hombro,

obnubilada aún por el asombro
quise aferrarme al aire inútilmente,
mas desperté y se rompió el hechizo.

¡Todo es tan quebradizo!
Si la felicidad es como un sueño
intenta retenerela con empeño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario