HACIA LA LUZ



Saltando del abismo al alto cielo,
emergiendo con ímpetu bizarro,
lejos del pegajoso y sucio barro
salgo de este anodino desconsuelo.

A raudales absorbo el aire puro
liberándome así de la tristeza ;
sin el lastre adquiero fortaleza
para elevarme lejos de lo oscuro.

Hacia la luz asciendo jubilosa
desprendida de todos mis instintos;
revestida de fuerza poderosa.

Abandono los turbios laberintos
de la vida nefasta y engañosa
en busca de seráficos recintos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario